Traductor

lunes, 23 de mayo de 2016

Compañía Sevíllana de Navegación a Vapor

El Banco de España incluyó las acciones de la Compañía Sevíllana de Navegación a Vapor en su registro de valores pignorables.

Por Circulares de fecha 13-11-1902 y de 7-1-1904, autorizó a la Sucursal en Sevilla para facilitar fondos por hasta el 60% de su valor efectivo. El total de acciones afectadas podrían alcanzar el 50% del total emitido.

La información disponible parece apuntar que las plazas emisoras de estos valores fueran, precisamente, aquellas en las que se estuvieron efectuando durante estos años Juntas de Accionistas, las que también coinciden con las que tuvieron, o lo intentaron, Bancos de Emisión o Sociedad de Crédito entre 1844 y 1874, señalando, pues, aquellas ciudades andaluzas con alguna complejidad financiera. La excepción, Sanlúcar de Barrameda, sería relativa, ante su vinculación con Jerez.

Ver entrada Banco de España en Andalucía. Valores pignorables.

En 1907 el senador José Bores Lledó, desde 12-1898, tenía 8 acciones de la Compañía Sevillana de Navegación a Vapor, a la que también le había prestado al 5%, en 15-1-1901, 50.000 pesetas para la compra de los vapores Sevilla y San José; fuente : Archivo del Senado.

Crónica Meridional, 8-5-1888.
Naviera creada copn el nombre de Segovia, Cuadra y Compañía, tenía los vapores Luis de Cuadra, Segovia, Laffite y San Fernando y construía Torre del Oro y Giralda. Por escritura de 13-4-1888 se transforma en anónima. El capital social era de 1.500.000 pesetas.

El Consejo de Administración lo forman José Montes Sierra, presidente, Carlos Bouisset Hipkinz, vicepresidente y vocales Manuel Héctor Guerrero, Antonio Miura Olmedo y Ramón Romero Valvidares.

En 1900 y 19101, también entre 1905 y 1910, no repartió dividendos, aunque en los balances y cuentas de explotación de dichos años consta obtuvo resultados positivos, algún año escasos. En dichos estados contables es de reseñar la alta proporción que suponían las partidas "Cuentas Corrientes", tanto en Activo como en Pasivo, también que sólo tenía cuenta en la Sucursal del Banco de España.

Carlos Lacave Meyer era el vice-presidente, el capital social lo formaban acciones de 375 pesetas, nominal ampliado en 1900 a 1.250 pesetas; hasta 1909 el director general era Emilio B. Molina. En 1922 esta naviera, consta en Almirante Lobo nº 12, con capital de 16 millones de pesetas, presidente conde de las Atalayas, director Manuel Oliva Fernández, que lo era desde 1910 y también apoderado de la casa de banca del citado José Montes Sierra, vocales Gregorio Santaolaya, José María Benjumea, Dionisio García Mata, conde de Urbina, Pedro Parias. Algunos socios estarían luego en la Compañía Naviera Sevillana con su hijo Pedro Montes Huidobro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada