Traductor

martes, 16 de abril de 2013

Rufino Cortés y Compañía, S. en C.

El 10-5-1901 se otorga en Sevilla, ante el notario José María del Rey Delgado, la escritura de constitución de la sociedad Rufino Cortés y Compañía, S. en C., por 3 años, dedicada a la pignoración de alhajas, muebles y ropas, entre Tomás Orellana Serrano, vecino de Madrid, accidentalmente en Sevilla, y Rufino Cortés Gómez.

Tomás Orellana Serrano, socio comanditario, aporta ahora 6.000 pesetas, más otras 4.000 pesetas ya entregadas. Renuncia a utilidades, ¿?, y recibirá 8% sobre su parte, en pagos mensuales, más un 6% de las utilidades, que recibe al año. En 5-1900 presta 4.000 pesetas a Hilario Gutiérrez Gómez con el aval de su hermano Vidal, al 9% y por un año; cumplido el plazo renueva con ambos hermanos de titulares y garantía de tienda y almacén valorados en 25.000 pesetas. En 6-1900 prestó 3.000 pesetas a Enrique Barrau, al 8% y un año, en que se cancela. En ambas operaciones comparece Manuel Oliva Fernández [ ver en la entrada de Hijos de P L Huidobro ] como apoderado de Tomás Orellana Serrano, que nombra procuradores.

Rufino Cortés Gómez, socio colectivo, aporta el negocio ya existente en calle Doncellas nº 6: enseres y existencias, valorado todo en 16.000 pesetas. Se queda con el 94% de las utilidades, como gerente e incluyendo gastos. En el citado domicilio de la calle Doncellas nº 6 consta en 1906 Manuel Valera Peláez, también como prestamista.

En 1896 un “Tomás Orellana Serrano”, escribano, consta domiciliado en calle Marqués de Tablantes nº 10; luego como apoderado de Basilio del Camino y Hermanos.

En 1905 – 1906, Rufino Cortés Gómez vive en calle Santa María la Blanca nº 33, muy próxima a la anterior, igual domicilio que Pedro Bóveda Marín, otra casa de préstamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada