Traductor

viernes, 30 de marzo de 2012

Absorciones

En su expansión, los bancos madrileños y bilbaínos fueron absorbiendo las casas de banca locales que encontraron. Junto a las absorciones "oficiales", esto es, las que los bancos absorbentes hicieron públicas, se detectan otras "particulares" en las que no se explicita la integración, si bien hay indicios de tal aportación de negocios.

Así, en Carmona, la apertura de la Sucursal del Banco Central coincide con la liquidación de la casa de banca de Sabas Marín, el cual pasa a ser, durante unos años, el director de la nueva oficina.

Semejante ocurre en :

Cazalla de la Sierra, donde José Ovelar Fernández , de Viuda de Pedro Ovelar, abre, en 1929, la Sucursal del Banco Español de Crédito.

Cazorla, en 1-1929 abre Sucursal el Banco Central, cuyo Cajero-jefe era Arcadio Martínez García, a cuyo nombre venía constando casa de banca.

Lora del Río, donde cierra la casa de banca Lorenzo Santos y José Santos abre en 1930 la sucursal del Banco Central.

Montilla, donde José Naranjo López negoció, en 1931, con Andrés Moreno García, Director General del Banco Hispano Americano, el traspaso de los negocios de banca, Viuda de José María Naranjo, incorporación que llevó a cabo el Inspector General de dicha social Antonio Monzón Barberán.

Villa del Río , donde a Urbano Muela, de la casa de banca Muela Hermanos, se le califica de "precursor" de la Sucursal del Banco Central, en cuya inaguración también están Angel Muela y Manuel Muela..

En otras plazas, aunque no constan tales indicios, la coincidencia entre la desaparición de casas de banca locales, en algunos casos con años de actividad, y la apertura de los citados bancos, permite intuir que hubo tal aportación de negocio: en Osuna la banca "Aparicio", activa desde 1882, desaparece de guías y anuarios en 1929, cuando en 1928 se había instalado el Banco Central.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada