Traductor

miércoles, 19 de octubre de 2011

Diego y Patricio Wiseman

Casa de comercio fundada en Sevilla por el padre de Diego y Patricio Wiseman. Vivieron en calle Cruces.    
   
Diego / James Wiseman nació en 1775 en Waterford, Irlanda y murió el 2-1-1805. Casó en Finsbury, St. Luke Old St, Londres, con Mariana Dunphy el 19-4-1800. Viudo, matrimonió en SS Mary and Michael, Commercial Road, Londres con Francisca Xaviera Strange, nacida en Kilkenny, Inglaterra y muerta en 1851. Su hermano Patricio casó con Francisca Strange. 

En 1-4-1795 Patricio Wiseman es nombrado por José María Yznardi, Cónsul en Cádiz, Vice-cónsul de los Estados Unidos en Sevilla: familia irlandesa, pues, con fuertes vínculos anglosajones, algo habitual en Sevilla. La viuda de Diego / James, padres del célebre Cardenal Wiseman,  marcharía a Inglaterra en 1805 al morir su marido. Por eso y las continuas guerras de la época, la casa suspendió pagos, a petición propia, en 1808, con activos por 3.922.748 reales y pasivo por 1.516.374 reales. 


Diego y Patricio Wiseman habían prestado fondos a la "Junta de Granos" en 1793-1795, en la que estaban los comerciantes Manuel Paulín de la Barrera y Saturnino Dominé, así como Lorenzo F. García Rubio, también comerciante, pero que aquí intervenía como "Alcalde Mayor" (Campese).


Durante la Guerra de Independencia, Patricio Wiseman se relacionó con la Junta Central Suprema Gubernativa del Reino, en Aranjuez y Sevilla ( 1808 - 1810 ) siendo nombrado tesorero general y miembro de la Junta General Militar. En negocios particulares intervino en la exportación a Gran Bretaña de carneros, lanas. Se relacionó para ello con Pedro Toledo Silva, duque del Infantado, sus administradores Felipe Sáinz de Baranda y Diego Sáez de Vergara, así como con Hilario Bayo, Bizer Barrow y Ramón Sánchez Araya (PARES).


Solicitud de pasaporte por Patricio Wiseman. PARES
Patricio Wiseman formó en la Corte la social Wiseman y Gower, en la que trabajó Vicente Bayo, sobrino de Hilario Bayo antes citado y fundador de la casa de banca que continuaría su hijo Adolfo Bayo. Trató con el banquero Ouvrard, y fondos gubernamentales de Estados Unidos. A través de éstos, dice Ouvrard, que financió con oro, por 2 millones de francos, a los Cien mil hijos de San Luis; Ouvrard también cita a [ Miguel / Michael ] Walsh y a [ Diego Gregorio ] Vázquez ( ver entradas respectivas ),  aunque no dice si éstos también financiaron. En Cádiz el cajero de Ouvrard puso 150.000 francos: ¿ para Calatrava ?. 

También atendió a Washington Irving y en 1824 tuvo que reclamar judicialmente a José Gironés el importe de tres letras.

Como banqueros, consta atendieron a viajeros británicos, como Lord y Lady Holland ( en este caso, al parecer, a sugerencia de Moratín), en las visitas de éstos a Sevilla. Participaron en las tertulias en el Palacio de las Dueñas y en el Alcázar de Sevilla, en las que estaban Manuel José Quintana, Francisco de Bruna, Jovellanos, Girón, etc. Lady Holland escribió The Spanish Journal of Elisabeth Lady Holland, editado en inglés en 1910 y del cual no hay traducción española.

Patricio Wiseman fue apoderado por Lord Holland para exportar ovejas merinas, pues su casa también se dedicaba a exportar lanas. Nathan Wetherell fue socio de Diego y Patricio Wiseman en una fábrica de orozuz. Éste le prestó 262.000 reales entre 1791 y 1837.  

Habría que conocer si intervinieron en la Caja de Descuentos de Sevilla, emisiones de vales reales, acciones y cédulas del Banco Nacional de San Carlos. Considérese el papel que tuvo Sevilla, tras Cádiz y Madrid, en tales emisiones.

Fuentes: La forja del liberalismo en España : los amigos españoles de Lord Holland, 1793-1840, de Manuel Moreno Alonso. El año que Moratín pasó en Inglaterra de Pedro Ortiz Armengol. Los curiosos impertinentes. Viajeros ingleses por España. 1760-1855, de Ian Robertson. José Manuel de Vadillo y la independencia de América, y William Maclure: socialismo utópico en España, 1808-1840, ambas de Alberto Gil Novales. Manuel Josef Quintana et la naissance du liberalisme en Espagne, de Alberto Dèrozier. Tres siglos del comercio sevillano (1598-1868) Cuestiones y problemas, de Antonio García Baquero y Antonio Miguel Bernal Rodríguez. El Banco de San Carlos (1782-1829), de Pedro Tedde de Lorca. Nicolas Wiseman, de Antonio Garnica, Mémoires de G.J. Ouvrard : sur sa vie et ses diverses opérationsfinancières: ornés de fac……, de Gabriel Julien Ouvrard.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada