Traductor

domingo, 27 de marzo de 2011

Esponera y Sobrino

Esponera y Sobrino fué una casa de comercio en Jaén , que se remonta a 1771 y que consta como banqueros en el Almanach du commerce de Paris para los años 1820, 1822 y 1823.

Almanach du commerce de Paris, 1822, página 1112.
Pedro Esponera casó con Josefa Vargas, viuda de José Hueso y luego con Catalina Delgado, seguramente cuñada de su hermano Juan, casado con Joaquina Delgado. Los Esponera eran de origen francés y formaban sociedad que disolvieron en 1787. Es de notar que en las escrituras de la época se decía: "...según la práctica que se sigue en el Comercio de la Corte y pueblos de estos reinos, especialmente en Cádiz, Sevilla y Barcelona...". En 1791 se le calcula una fortuna de 294.000 reales.

Comisionados del Banco Nacional de San Carlos en 1784 a 1799, luego Pedro sólo hasta 1807; éste tenía 16 acciones del Banco Nacional de San Carlos. Constan separados en 1801 - 1802. En la Memoria de 1801 del Banco Nacional de San Carlos figura su cuenta con 46.636 ¿ reales ? de saldo.

Entre 1794 y 1800, al menos, Juan Esponera consta como Comisionado de la "Real Compañía de Seguros [Marítimos y Terrestres], de la que era accionista, según reseña Antonio García Baquero.

En 1801 forman en la Caja de Descuentos local. Éstas se crearon para sostener la cotización de los vales reales. En Andalucía constan se formaron también en Cádiz y Sevilla, al menos. Fueron agentes de la Caja de Consolidación, otro de los intentos de sostener los vales reales, en 1797, 1798, 1800, 1802 a 1808. En 1803 - 1804 aparecen negociando los repetidos vales reales, híbrido de deuda pública ( rentaba interés y el Rey prometía su amortización ) y de papel moneda ( servía para efectuar pagos, especialmente aduanas e impuestos ), el primero que hubo en España.

En 1811 la "Casa de comercio y banca de Juan Esponera y Anselmo García Rubio" (¿ hermano de Lorenzo García Rubio, de Sevilla, también comisionado del Banco Nacional de San Carlosy que vendía en Jaén ?, ver entrada a este nombre ), prestan 113.000 reales para pagar el rescate impuesto por los franceses a Felipe Martínez Pinillos. Los historiadores Manuel López Pérez e Isidoro Lara Martín-Portugués relatan así: " especialmente favorecidos resultaron los banqueros D. Juan y D, Pedro Esponera y la razón social de García Rubio y Compañía, que prestaban grandes sumas sobre hipotecas a los rehenes que se encerraban en el castillo de Santa Catalina...". Las cartas solicitando los préstamos iban dirigidas a la razón social "Esponera y García Rubio"

Juan compró finca de los Jesuitas, en la calle Maestra, vía comercial y financiera de Jaén, en la que se establecerían otras casas de banca locales.

Fuentes: Entre la guerra y la paz. Jaén 1808 - 1814, de Manuel López Pérez e Isidoro Lara Martín-Portugués, Memorias del Banco Nacional de San Carlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada