Traductor

lunes, 20 de febrero de 2012

Comisionados del Banco Nacional de San Carlos. Sevilla

En el propecto anunciando la creación el Banco Nacional de San Carlos, se preveía instalar en varias plazas, entre ellas Sevilla, como sí se hizo en Cádiz, una Caja Subalterna. "La finalidad de estas cajas era no sólo hacer más inmediatas a todas las provincias las utilidades de este establecimiento, sino también mantener su fondo en una incesante acción". Estas cajas reducirían los vales reales a la par y descontarían al 5% cualquier papel seguro de comercio que en esas plazas no encontraba descuento, salvo a tipos del 6%, 7% y 8%.", según reseña Rafael Moreno Fernández en su obra El personal del Banco de España: desde su origen en el siglo XVIII hasta fin del siglo XIX. Este autor registra, asimismo, en 1788 una "Dirección de Sevilla", con 30 empleados y sueldos por 113.030 reales: ¿ realizando negocios de banca o dedicados sólo a la Contrata de Provisiones?.

Por su parte, Santiago Tinoco Rubiales, en su obra El Banco de San Carlos en Cádiz ( 1782-1792),  señala: " hay referencias a un expediente de establecimiento en Sevilla de una dirección encargada de los ramos de giro y provisiones.. ...Una sucursal no llegó a erigirse, de manera que alguna casa de comercio local debió llevar la corresponsalía o representación en Sevilla del Banco Nacional".

Se sabe las aportaciones que en la primera emisión de Vales Reales hicieron algunos comerciantes de Sevilla:

Ramón Antonio Tolesano, aportó letras por 20.000 pesos con vencimiento 15-9-1780. Ver entrada propia.

Antonio Pérez de Llera, por su parte, llevó letras por iguales importe y vencimiento. Ver entrada propia.

En esta plaza constan los siguientes como "Comisionado de la Real Caxa de Consolidación" de los vales reales; estos Comisionados solían serlo también del Banco Nacional de San Carlos y de la "Real Caxa de Amortización". Ver entrada "Cajas de Descuento", creadas en plazas como Sevilla, Cádiz, Jaén, etc., con similar fin.

Hipólito ( Antonio ) Adalid, en 1830-1846 envió a Madrid 99,8 millones de reales correspondientes a bienes desamortizados. Ver entrada propia.

Adalid , Viuda, así consta en 1836. Ver anterior.

Adriaensens, Viuda e hijo mayor, en 1829, año en que suspende pagos; ver entrada propia.

Nicolás Jorge de Arespacochaga Bonilla, en 1814-1815. Ver entrada propia.

Caja de Descuentos, en 1801. Ver entrada propia.

Dubernad y Compañía, en 1782-1785. Ver Lannux padre. Colaboró con el gobierno intruso.

Francisco de Fuertes, en 1817-1826. Ver "Caja de Descuentos".

Lorenzo F. García Rubio, en 1782-1783, así citado por Mirabeau en "De la Banque d'Espagne, dite Saint Charles", página 33. Ver entrada propia.

José Antonio Gómez e Hijos, en 1800-1808. Ver entrada propia y de la "Caja de Descuentos de Sevilla", de la que fué Contador.

Francisco Keyser, hasta 1791 desde 1782; en 1783 debe al Banco Nacional de San Carlos 1,7 millones de reales; tenía 27 acciones del Banco.  En 1787 es detenido. Ver entrada propia.

Lannux padre, en 1782-1785, así citado por Mirabeau en "De la Banque d'Espagne, dite Saint Charles", página 33. Algunas veces consta junto a Dubernad, con el que exporta a Francia de lanas extremeñas. Ganó pleito con importadores franceses.

Rafael de la Madrid y de la Torre, en 1829-1840. Ver entrada propia.

Real Consulado Marítimo y Terrestre, también actuó, al parecer, alguna vez como Comisionado.

Vicente José Vázquez (de Adorna), en 1827-1829. Sucede al anterior.

Diego Gregorio Vázquez (y Cayda), en 1791-1801. En 1791 debe al Banco Nacional de San Carlos 5,6 millones de reales, deuda que en 1794 es de 0,3 millones de reales. En 1801 ofrece al Banco 0,1 millón de reales. Ver entrada propia.

Fuentes: El Banco de San Carlos (1782-1829), de Pedro Tedde de Lorca, pág 42. Tres siglos del comercio sevillano. Cuestiones y problemas, de Antonio García Baquero y Antonio Miguel Bernal Rodríguez. Gaceta de los años que se indican. Almanak mercantil 1799-1808. El personal del Banco de España: desde su origen en el siglo XVIII hasta fin del siglo XIX, de Rafael Moreno Fernández.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada