Traductor

miércoles, 5 de agosto de 2015

José Montes Sierra

En 1846 nació José Montes Sierra, hijo de Antonio Lino Montes y de María Magdalena Sierra. Muere en Sevilla el 2-5-1918, a los 72 años.

En Cámara de Comercio de Sevilla, A Miguel Bernal,A Florencio Puntas, J I Martínez Ruiz
Candidato republicano a Diputado a Cortes por Sevilla en 1893, resultó electo en 1905, 1907, 1910, 1916 y 1918, en que coincidió con Pedro Rodríguez de la Borbolla, ahora liberal, y que, en 1891 y 1893, había sido diputado republicano posibilista, partido en el que lo inició otro banquero, Tomás de la Calzada, también diputado republicano posibilista, en 1886. Tomás de la Calzada Rodríguez sería el primer Presidente, en 1886, de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Sevilla, de inmediato sustituido, ante su enfermedad, por el Vicepresidente José Montes Sierra, que terminaría dimitiendo y abandonando la Cámara, ello en el marco de la lucha por el control del Puerto de Sevilla. Luego, ya en el siglo XX, volvería como presidente.

Estudió Derecho; en 1864 - 1865 consta como Oficial 8º segundo y en el primer semestre de 1866 asciende de aspirante de 1ª clase a Oficial octavo de Hacienda. Consta como agente de la contribución industrial en Toledo ( periódico El Tajo, 18-7-1867). Pasa a la Administración de Hacienda en Cuba y, luego, a Estados Unidos. Su hermano Antonio sería magistrado de la Audiencia Territorial de Sevilla en 1882. Otro hermano, Nicasio Montes Sierra, sería gobernador, también en Sevilla en 1904 - 1908 y Mariano Montes Sierra fué jurista.

En 1872 se domicilia en Sevilla; en 1880 está en  calle Doña Maria Coronel nº 32, como comerciante.

Casó el 18-11-1878 con Ana Huidobro Prieto, hija de Carmen Prieto González y de Luis Segundo Huidobro Leygonier ( muerto el 22-9-1866 ) y nieta del banquero Pedro Luis Huidobro Ruiz, uno de los creadores y directivos del Banco de Sevilla, el cual había fallecido en 17-3-1872, dejando la herencia a sus nietos Pedro, Ana, Carmen, Milagros, Natividad y Dolores Huidobro Prieto, menores, bajo la tutela de la madre de éstos Carmen Prieto González; ésta, viuda, casó luego con Luis Bravo Barrera, ingeniero de montes. Los contadores - partidores de Ana Huidobro, a su fallecimiento, fueron Antonio Lora y José Luis Cuesta Aldaz, éste banquero de El Puerto de Santa María; ver entrada de dicha plaza.

Se traslada a la calle Tarifa nº 6, de Sevilla, donde está la casa de banca Hijos de P L Huidobro que se remonta a la primera mitad del siglo XIX y la cual llevará hasta diciembre de 1917, en que se transforma en Montes Sierra e Hijos; ver entrada de ésta. Posiblemente, en dicha casa inicialmente estuvieran interesados otros miembros de su familia política, como Segundo Huidobro Leygonier, Luis, Dolores, Pedro León y Milagros ( ésta casó con Leopoldo Jiménez Cadenas, cuyo hermano Salomón sería albacea de la misma y directivo del Banco de Andalucía ) Huidobro Prieto, si bien ya en 2-1-1883 la social es sólo de Ana Huidobro Prieto, Leopoldo Jiménez Cadenas y José Montes Sierra, éste último terminará figurando como  "único dueño y gerente". Ver entrada de Hijos de P L Huidobro.

Tenía como corresponsales a Joaquín Díaz, en Alicante, Anastasio Barrero y J Salzedo e Hijo y Compañía. En 1890 confiere poder a su esposa Ana Huidobro Prieto, la cual actúa como tal en algún asunto de la casa de banca; también, en 31-12-1897 ante el notario Eduardo Badía Ortiz, otorga poder a Manuel de la Oliva Fernández, que viene representando a dicho negocio.

En 1890 tenía 101 acciones del Banco de España. También aparece "María Luisa Montes", con 20 títulos. En 1923, tras su muerte, todavía consta con 20 acciones. Su hijo Pedro Montes Huidobro tenía otros 24 títulos.

Desde 1880 hasta 1918 fué Administrador de la Sucursal del Banco de España en Sevilla. Su hijo Pedro Montes Huidobro también lo fué, entre 1919 y 1922.

Con propuesta inicial de Francisco Sánchez Argenta, en 10-1893 intentan José Montes Sierra, Francisco Isern Mauri, Hilario del Camino (de la casa de banca Basilio del Camino y Hermanos; ver entrada de ésta), Ramón Galíndez Balparda, Carlos Lacave Meyer (administrador de la Sucursal del Banco de España) y Alonso de Caso formar un Banco Comercial Sevillano, con capital de 5 millones de pesetas, intento que no cuaja, extremos que constan en la Memoria de los trabajos realizados por la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Sevilla, durante el año económico 1893-1894, de Juan J. Camacho. Señalar la vinculación de este autor con el también banquero Edmundo Noel; ver entrada de éste. En dicha Memoria no se incluye a ningún miembro de la familia Ibarra, si bien, en su obra La familia Ybarra, empresarios y políticos, María Sierra reseña a Tomás Ybarra en la misma fecha integrando una comisión de cuatro personas para formar un banco, aunque no dice los otros participantes ni el nombre antes señalado.

Para vender finca que había comprado en Jerez, otorga poder a Manuel Díez Fernández de la Somera, vinculada a la casa de banca de aquella plaza Díez, Vergara y Compañía; ver entrada de ésta.

En 1890 preside la compañía Minas de El Castillo de las Guardas, con su mismo domicilio, fundada en 25-5-1885 como  Minas de El Castillo de las Guardas y Ferrocarril a Sevilla, nombre cambiado en 1889; socios / consejeros Rafael Rodríguez Artaloitia, Concepción, Manuel y Agapito Artaloitia Ramos, Manuel Ramos Rejano (éste Comisario en 1910 de la suspensión de pagos de J León y Compañía S en C), Fernández de la Peña, ¿Juan Antonio? Fernández de la Riva, Agapito García de la Aceña (ver entrada de éste); vendida en 31-5-1901 en 2,5 millones de pesetas, si bien este contrato fué denunciado en 7-1901, según requerimiento que hacen, por escritura, a los compradores Pedro Fernández Palacios y Enrique Gozálvez Masiá, en el domicilio de la firma Hijos de Miguel Fernández Palacios, por lo que todavía comparece en escritura de 8-1901 como presidente de la minera. Como abogado tuvo a Nicolás Salmerón Alonso, último presidente de la I República. En 1904 la Guía Lloréns informa que esta compañía era del Banco de Andalucía ( ver entrada ), entidad formada por intereses mineros de varios puntos de España. En todo caso, el 27-3-1904 acuerdan entrara en liquidación.

En 4-1890 dedujo tercería de dominio sobre fábrica San José, de jabón duro y extracción de aceite de orujo, sita en Brenes, en pleito entre Serafina Rodríguez Prieto y Rafael Delgado Rodríguez contra Mercedes Pérez Bejarano y Antonio Boza Carrera ( ver entrada de éste ), por préstamos hipotecarios de los primeros, de 14.000 y 58.000 pesetas. Asimismo, otra garantía real, ésta por 8.000 pesetas y a favor de Carlos Bouisset y Compañía, o sea, Almacenes Generales de depósito. Ante la quiebra de Boza, los acreedores Serafina Rodríguez Prieto y Rafael Delgado Rodríguez le habían cedido a José Montes Sierra la fábrica, para que los acreedores cobrasen, según consta en "Jurisprudencia civil. Sentencias del Tribunal Supremo. 1896".

La naviera Segovia, Cuadra y Compañía, tenía los vapores Luis de Cuadra, Segovia, Laffite y San Fernando y construía Torre del Oro y Giralda. Por escritura de 13-4-1888 se transforma en anónima. El capital social era de 1.500.000 pesetas. El Consejo de Administración lo forman José Montes Sierra, presidente, Carlos Bouisset Hipkinz, vicepresidente y
Crónica Meridional, 9-5-1888.
vocales Manuel Héctor Guerrero,, Antonio Miura Olmedo y Ramón Romero Valvidares; sobre éste, el profesor Pedro Tedde, en su obra El Banco de España y el Estado liberal (1847-1874), página 168, reseña lo siguiente: "..el 25 de julio se decidió la venta de los títulos a Ramón Romero Valvidares, al 42,2 por 100, con abono del 0,25 por 100 de comisión sobre el efectivo, que debía entregarse en veinte días después de celebrarse el contrato. El Banco ingresó 11,6 millones de pesetas y se prorrogó hasta agosto la entrega de los 1,1 millones restantes que completaron la suma de 12,7 millones de pesetas", venta de Deuda Pública por 30 millones de pesetas nominales, al objeto de salvar desfase de liquidez.

En 1900 y 19101, también entre 1905 y 1910, no repartió dividendos, aunque en los balances y cuentas de explotación de dichos años consta obtuvo resultados positivos, algún año escasos. En dichos estados contables reseñar la alta proporción que suponían las partidas "Cuentas Corrientes", tanto en Activo como en Pasivo, también que sólo tenía cuenta en la Sucursal del Banco de España. Carlos Lacave Meyer era el vice-presidente, el capital social lo formaban acciones de 375 pesetas, nominal ampliado en 1900 a 1.250 pesetas; hasta 1909 el director general era Emilio B. Molina. En 1922 esta naviera, consta en Almirante Lobo nº 12, con capital de 16 millones de pesetas, presidente conde de las Atalayas, director Manuel Oliva Fernández, que lo era desde 1910 y también apoderado de la casa de banca, vocales Gregorio Santaolalla, José María Benjumea, Dionisio García Mata, conde de Urbina, Pedro Parias. Algunos socios estarían luego en la Compañía Naviera Sevillana con su hijo Pedro Montes Huidobro. Con Juan Antonio Fernández de la Riva, suscribe un Informe sobre la Junta de Obras del Puerto en 1897.

En 1907 el senador José Bores Lledó, desde 12-1898, tenía 8 acciones de la Compañía Sevillana de Navegación a Vapor, a la que también le había prestado al 5%, en 15-1-1901, 50.000 pesetas para la compra de los vapores Sevilla y San José; fuente : Archivo del Senado.

Firma de José Montes Sierra, en el expediente del senador citado
Socio nº 96 cuando la fundación del Ateneo de Sevilla. En 1905 impulsa la Asociación de Cultura Popular. Tuvo domicilio en Madrid, calle Zurbano; bético honorario, Presidente del Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla, Presidente en 1916 de la Federación Andaluza de Fútbol.

Anuncio en 1911
En 1909 interviene en el Anteproyecto de Reforma Interior y Ensanche de Sevilla.

Fuentes: Guías de Sevilla, de Gómez Zarzuela, Guía Rivadeneyra, Guía Lloréns, Memorias de las Juntas de Accionistas de la Sucursal del Banco de España en Sevilla, Manuale bancario: annuario generale delle banche e del capitale 1908, Anuario del Comercio, Revista "La Justicia". La conformación histórica de la Banca Española, de Pablo Martín Aceña. Sevilla y el Estado. Una perspectiva local de la formación del capitalismo en España, de Carlos Arenas Posadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada